Teléfono del Aceite

Llámanos al Teléfono del Aceite
953 244 092  Ver Horario

¿Aceite de oliva o mantequilla?

¿Aceite de oliva o mantequilla?

Para ser conscientes de la verdadera diferencia entre calorías y concentración de grasas saturadas y su impacto en nuestra salud, no hay mejor fórmula que comparar el contenido calórico del Aceite de Oliva con el de otros alimentos, para así conocer a ciencia cierta si realmente engorda de la misma manera que otras opciones disponibles en nuestra cocina

Enfrentaremos por tanto las funciones principales del Aceite de Oliva en su uso para cocinar nuestros platos con otra de las alternativas usualmente utilizada en este mismo contexto culinario. Cotejaremos pues los valores nutricionales de la mantequilla en su uso para preparación y cocinado de alimentos, con los del aceite en este mismo entorno de acción.

El principal elemento diferenciador de la mantequilla y el aceite de oliva viene determinado por la procedencia del alimento ya que el aceite tiene un origen vegetal y la mantequilla un origen animal. Esto determina una concentración de grasas saturadas notoriamente superior en la mantequilla, llegando a situarse en más de un 70% del total en contra del 15% que podríamos encontrar del aceite de oliva. Esta tipología de grasas son las que en exceso si resultarían perjudiciales para la salud del que las consume, por lo que no debemos confundir calorías con porcentaje en grasas saturadas. En cuanto a las calorías la mantequilla reúne 717 calorías por cada 100 gramos de producto utilizado y el aceite de oliva la supera por poco en esta comparativa con un total de 884 calorías por cada 100 gramos, aunque como ya se ha expuesto la tipología de la grasa sea la clave a tener en cuenta frente al número de calorías. Teniendo en cuenta así mismo que la cantidad de producto utilizada habitualmente para realizar un plato es menor en el caso del aceite de oliva, la proporción calórica se adaptaría a esta circunstancia.

También se ha de recalcar el comportamiento de estos dos productos cuando los enfrentamos a altas temperaturas, siendo crucial el punto de humo de cada uno. Esta circunstancia determina la temperatura media en la que los alimentos comienzan su descomposición química, pudiendo llegar a originar elementos perjudiciales para el organismo. Para el aceite de oliva la temperatura marcada es de 210º C mientras que para la mantequilla es de 110º C, teniendo en consideración que habitualmente cuando realizamos una fritura la temperatura suele ser de 180º se hace más recomendable el uso de aceite de oliva.

En última instancia y atendiendo al aumento de población que desarrolla cada año intolerancia a la lactosa, será el aceite de oliva una opción crucial como elemento para la dieta ya que su origen vegetal lo exime de contribuir al empeoramiento de esta problemática o a la aparición de síntomas.

Aceite Virgen Extra Facebook
Aceite Virgen Extra Twitter
Entendido

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Únete a nuestra Newsletter

Y recibe por correo electrónico todas nuestras noticias, lanzamiento de nuevos productos y promociones

Olivareros y Almazareros de España S.A. (Oliaesa) © 2016 Todos los derechos reservados